Skip to content

La televisión franquista de Castilla-La Mancha

10 julio 2009

garcia-candau-barredaEl pasado día 11 se produjo una noticia de alcance nacional que tenía su epicentro en Castilla-La Mancha: el abandono, por parte de ese inefable personaje que es el Pocero, de su proyecto de macrourbanización en Seseña (Toledo). Pues bien, tuve oportunidad de hacer el seguimiento de dicha noticia en varias televisiones (Primera, Sexta y CMT) y lo que más me llamó la atención fue que, mientras en los servicios informativos de dichas cadenas de ámbito estatal la noticia era comentada ampliamente (con imágenes del Pocero, pala en ristre, y entrevista a Manuel Fuentes, alcalde de Seseña), en las noticias de Castilla-La Mancha Televisión (CMT), este mismo evento era despachado en 30 segundos con unas imágenes aéreas de la macrourbanización y poco más. No consideraron necesario documentar la noticia con una breve historia de la lucha del pueblo de Seseña contra las pretensiones megalómanas de este individuo, de las múltiples querellas que ha tenido que soportar su alcalde, de Izquierda Unida (en una de ellas el juez le solicitó una fianza de 133.000 €), ni por supuesto consideró necesario entrevistar a dicho alcalde, que denunciaba que el Pocero deja un agujero de 18 millones de euros en infraestructuras necesarias para la urbanización y que ahora se quedan pendiente de llevar a cabo.

 

Esta forma de ignorar o tergiversar las noticias de largo alcance y que afectan a nuestra comunidad autónoma por parte de la televisión dirigida por Jordi García Candau no es algo nuevo. Recientemente vivimos un ejemplo clamoroso con la cobertura de la intervención de Caja Castilla-La Mancha, por parte del Banco de España.

 

En esta región, que figura a la cabeza de toda España en porcentaje de analfabetos y a la cola en lectura de prensa diaria, es necesario denunciar el carácter anodino y sectario de nuestra televisión autonómica (en febrero se inauguró un inneesario segundo canal), construida a mayor gloria del egolatrismo de José Bono, en su tiempo, y ahora al servicio del gobierno de Barreda. Los castellano-manchegos hemos de contribuir forzosamente con nuestros impuestos a mantener el presupuesto anual de 73 millones de € de una televisión especializada en retransmisiones taurinas y de fiestas patronales, en festivales de copla y en concursos idiotas, con un noticiario regional decantado descaradamente hacia los intereses del gobierno regional, donde no tiene cabida el menor atisbo de crítica o de conflicto social o laboral de ningún tipo, salvo que el PSOE considere que no afecta directamente a sus intereses partidistas. Es el mismo modelo de televisión que los que tenemos una cierta edad ya conocimos en tiempos de Franco. Es como si en Castilla-La Mancha no hubiese pasado el tiempo, desgraciadamente.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. 10 julio 2009 5:14 pm

    Es lo que tienen las teles autonómicas. Pero si te parece escandoloso lo que cuentas, deberías darte una vuelta por Valencia. Después de tres semanas viendo Canal 9 serías incapaz de reconocer la comunidad en la que vives y, por supuesto, creerías “a pies juntillas” que Camps se paga sus trajes.
    Saludos, Manchegos.

  2. fustafio permalink
    10 julio 2009 5:54 pm

    Es que todavía queda alguién que cree que no se los pago??? jajjaja Cuanta corruptela, cuanto borreguismo y cuanta impunidad. Lo de Canal 9 me puedo imaginar rozando la indencia, por aquí también tenemos ración de facherío televisivo con telemadrid y supongo que irán de la mano, como todas o como dices tú “Es lo que tienen las teles autonómicas”.

    Saludos, compañero.

  3. 16 julio 2009 1:48 am

    Tanto la televisión “pública” de CLM como RCM son un bodrio. Una pena.
    En horario infantil emiten series con gran dosis de violencia, como la del texano Chuck Norris.
    Los informativos son barredísticos, discriminatorios y exageradamente manipulados, llenos de publi-reportajes y con la crónica católica de rigor.
    Los concursos y programas de variedades son un muladar donde van a parar todos los cadáveres televisivos y de señorit@s de la jet como Osborne o Martín Berrocal, donde se premia más la ignorancia que la astucia.
    El cine más moderno que ponen es Rambo (americano), John Wayne (americano) y Alfredo Landa (franquista).

    Si la televisión nos parece patética la radio es aún peor. Está controlada por una discográfica hortera y sus locutores son robos aún más cutres que el Loquendo. Los únicos programas que merecen la pena los ponen en horarios-basura, mientras la basura la ponen 20 horas al día. Los informativos también están manipulados.

    En fin, que si el señor Barreda y el PSOE siguen en las cavernas. Lo peor es que se pacte incondicionalmente con ellos, y lo que hará que la izquierda se vaya degenerando (por desgracia).

    ¡Salud y a por la III!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: