Skip to content

La Izquierda ha alterado el sistema alemán de partidos

27 octubre 2009

En Die Linke tienen muy clarito cuales son los retos de La Izquierda en el S XXI; definir la función  del Estado en nuestra sociedad y especialmente la redefinición de una regulación de los mercados. También habla de conservadores y liberales, y del deterioro de los derechos sociales bajo sus mandatos. Muy interesante el modelo de Izquierda alemana,  que ha superado con creces los complejos de la caída del muro y la derrota ideológica que le acompañó, habrá que estar muy pendientes y realizar muchas anotaciones de aciertos y fallos (sobre todo de los primeros), más si cabe en época de Refundación de nuestra Izquierda Unida. Salud

die_linke

La Izquierda fue fundada hace tan sólo dos años. Teníamos el objetivo de salir nuevamente reforzados con estas elecciones al Parlamento federal (Bundestag). Teníamos el objetivo de entrar, además de en los parlamentos de los estados federados de la antigua Alemania oriental, en al menos tres parlamentos germano-occidentales con éxito. Hemos superado claramente nuestros objetivos. Ahora contamos con representación parlamentaria en seis parlamentos de los estados federados occidentales. En las elecciones al Parlamento federal hemos conseguido en poco tiempo un porcentaje de votos de dos dígitos. Puede decirse sin exageración alguna que La Izquierda ha modificado definitivamente el sistema de partidos alemán. Ahora tenemos un sistema de cinco o seis partidos. 

Ahora pensamos en las tareas que habremos de sobrellevar. Ningún gobierno ha conseguido hasta ahora regular satisfactoriamente el sector bancario. De hecho, preparan ahora mismo el próximo crash mundial, ya que en ningún sitio se ha puesto freno a que la industria financiera siga con sus negocios fatales. Es un secreto a voces que tanto los managers de Wall Street como aquí los banqueros alemanes dicen que seguirán actuando como hasta ahora, con la diferencia de que ahora nadie lo notará del mismo modo. Nos enfrentamos a un enorme desafío, porque la crisis actual ya se ha cobrado miles de millones y millones de plazas de trabajo, por nombrar solamente sus principales efectos. Que la política sea incapaz de reaccionar con una regulación correspondiente será fatal.     

Ante este telón de fondo resulta una paradoja que en una época en la cual el estado ha pasado a un primer plano y en la que se plantea incluso una regulación a nivel mundial, y desde luego también a nivel nacional, sobreviva y cobre fuerzas una fuerza política que está fundamentalmente en contra de estas apremiantes necesidades políticas. Los cristianodemócratas algo menos, pero los demócrata-liberales están sin duda en primera línea. Lo que se necesita es de hecho una coalición que afronte las tareas de nuestra época, señaladamente la función del estado en nuestra sociedad y especialmente la redefinición de una regulación de los mercados. Resulta entristecedor que no sea esto lo que se haya producido. Ahora todos los ojos están puestos sobre la socialdemocracia alemana, que ha sufrido una de sus peores derrotas electorales al haber sido incapaz de llevar a sus propios votantes a las urnas.   

Con la mayoría resultante CDU-FDP habrá de verse con claridad hasta qué punto pueden recortar el ya de por si deforestado campo de los derechos sociales. El Bundesrat (consejo federal, cámara alta) jugará un papel determinante en esta cuestión. Influirá en el radio de acción de la política alemana y con ello también en la actitud de la socialdemocracia en cada estado federado. En el Sarre ya han dado su respuesta. No creo necesario haber de insistir en esta cuestión. Como terminará en Brandenburgo, ya lo veremos. Como terminará en Turingia, ya lo veremos. [1] En cada caso los socialdemócratas habrán de preguntarse, por encima de todo lo demás, si realmente quieren detener los temidos recortes sociales. Lo que ocurra dentro de poco en Renania del Norte-Westfalia será decisivo. La importancia de la mayoría en el Bundesrat para la política federal hará que las elecciones en el mayo próximo se conviertan en unas pequeñas elecciones al Parlamento federal. 

Continuaremos nuestro camino con un programa de vanguardia a pesar de las hostilidades y  las informaciones incorrectas de los medios de comunicación. He leído de muchos comentaristas que La Izquierda hace las preguntas adecuadas, pero no tiene ninguna respuesta para las mismas. Un comentario como ése lo realiza uno en razón de su experiencia. Por eso tenemos todavía un camino por delante que andar. Debería destacarse que durante el tramo final de la campaña electoral la SPD y la CDU han tomado por igual propuestas de La Izquierda, declarando querer embridar la especulación bursátil y financiera. Poco antes de las elecciones propusieron un impuesto para la transacciones bursátiles, que existe efectivamente en muchos países de todo el mundo en donde se quiere que las transacciones financieras sean tasadas. Todo ello son propuestas de La Izquierda. Les recuerdo una vez más algunas de las propuestas que hemos presentado en dos de nuestros congresos: necesitamos una alternativa al dólar como moneda de referencia en los mercados internacionales. Reputados economistas nacionales apoyan esta propuesta. Desde aquí les pronostico que a más tardar en tres años el resto de partidos adoptará esta propuesta.   

Por último, pedimos que la nueva coalición cese definitivamente el abuso antidemocrático con el que se permite a los servicios secretos vigilar a La Izquierda. Le pido al nuevo gobierno desde aquí que cese esta actitud antidemocrática. La FDP pondrá a prueba su credibilidad como partido defensor de las libertades individuales si sigue permitiendo o no estas prácticas propias de una república bananera. Indico para terminar que más de cinco millones de votantes nos han encomendado una tarea en nuestra democracia parlamentaria y que el comportamiento del gobierno Merkel hasta el momento ha sido completamente inaceptable.  

NOTA T.: [1] La SPD deTuringia formará finalmente y en contra de su base coalición con la CDU. “Wut über Votum für Schwarz-Rot”, tageszeitung, 1 de octubre de 2009.   Oskar Lafontaine es el portavoz parlamentario de La Izquierda en el Bundestag. 

Traducción para www.sinpermiso.info: Àngel Ferrero 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: