Skip to content

El palo y la zanahoria

2 febrero 2010

En las viñetas del maestro Ibáñez, era recurrente el dibujo del burro tirando de un carro, en el que el amo se servía de un palo con una zanahoria para que el animal siguiera tirando hacia delante con la esperanza de alcanzar el trofeo de la hortaliza.

De igual forma, millones de trabajadores y trabajadoras, ya sean por cuenta propia o ajena, se levantan todos los días para trabajar con la necesidad imperante de sostener a su familia, hipotecas, prestamos, etc…, y con el anhelo de llegar a una jubilación honrosa con la que poder disfrutar en buenas condiciones de un merecido retiro.

Ese anhelo, al que más bien debemos llamar derecho adquirido, esta cada día más lejos para una sociedad a la que ya no se le puede exigir más sacrificios.

No es baladí que el Presidente del Gobierno, haya lanzado ese mensaje, el de retrasar la edad de jubilación de 65 a 67 años, desde el Foro de Davos, donde pretende que la recuperación de la credibilidad que ha perdido por su propia incompetencia y ensimismamiento sea a costa del bolsillo y de los derechos de la sociedad española.

Debemos considerar por tanto, que es una absoluta falta de respeto el hacer tan importante anuncio desde la lejanía, y luego en una reunión del Comité Federal del PSOE, con un auditorio a medida, trate de justificar dicho recorte, que dinamita el dialogo social sobre el que tantas esperanzas había depositadas.

De momento solo ha recibido el apoyo de una desacrediatada CEOE, pero desde la bancada de la derecha, PP, CiU, PNV, se espera que este anuncio venga con un algún adorno mas como es una reforma laboral, una vez más en contra de los derechos de los trabajadores.

Hemos pasado de la pobreza a las más altas cotas de la miseria, decía Groucho Marx, y este Gobierno camina a romper todas las cotas de la incompetencia y del disparate político, económico y social. Esta medida es una larga demanda del sector bancario, necesitado de una nueva inyección de liquidez, esta vez a través de sus Planes de Pensiones, en el que muchos depositaran sus esperanzas de una jubilación digna.

Ni que decir tiene que a estos planes habrá millones de trabajadores que no podrán acceder por sus bajos salarios o por sus elevadas deudas provocadas por un boom inmobiliario alimentado por la propia Banca y las Administraciones, dejando una nueva huella de quiebra social en nuestro país.

Existen destacados economistas, Vicens Navarro por ejemplo(ver en internet en http://www.vnavarro.org), que ponen en duda los estudios y proyecciones, interesados, que agitan los promotores de esta reforma, incluso se obvia de que este recorte supone una importante subida de impuestos a los trabajadores, que tendrán que cotizar al menos dos años más, y que también supondrá una merma en la cuantía de su pensión.

También se olvida que los sistemas de pensiones distintos al nuestro han fracasado estrepitosamente (Chile por ejemplo), pues se deja el futuro de las pensiones a los caprichos de la Bolsa y sus especuladores, demasiado riesgo para cubrir un derecho de todos.

Algunos de los que hicieron valer su “voto útil”, confían en que esta reforma se pare en el trámite parlamentario, cuanto hubiera cambiado el cuento si Izquierda Unida tuviera en el Parlamento el apoyo ciudadano que realmente tiene. Ahora se explican porque ese interés en no afrontar la necesaria reforma de la Ley Electoral.

Fdo. Miguel Ramírez Muñoz

Coordinador Provincial de IU de Ciudad Real

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: