Skip to content

Carta abierta de Manuel Fuentes; A propósito de La Marcha Contra la Corrupción

11 febrero 2010

Este pedazo de artículo, lo podéis leer en el especial de La Marcha Contra la Corrupción del Mundo Obrero de este mes. Salud y que lo disfrutéis.

Manuel Fuentes, Alcalde de Seseña / feb 10

A propósito de La Marcha Contra la Corrupción

Debo reconocer que me es harto complicado plasmar en un folio lo que durante años de gestión pública se me ha ido acumulando en la cabeza. No soy de escritura fácil, quizá por eso y porque cuando se quiere explicar algo, desde la experiencia, sobre la corrupción político-económica, yo, alcalde de Seseña, lo tengo que hacer con suma prudencia, no vaya a ser que el promotor inmobiliario que me ha puesto, a mí y a los compañeros de Izquierda Unida, como mínimo hasta once querellas criminales, y su séquito de abogados, escudriñe en el escrito y saque una frase o palabra rebuscada para ir de nuevo al juzgado con el fin de continuar con el acoso judicial.

Es difícil entender que la justicia le dé la razón y nos llegue a condenar por un artículo de un boletín que no hemos escrito el Grupo Municipal y si la Asamblea Local de Izquierda Unida de Seseña, como pudimos demostrar en el juicio. O que se determine la apertura de juicio oral y depositar la fianza, en principio, de un millón de euros, rectificada a diez mil euros una vez se desató el escándalo mediático, por unas declaraciones al diario El Mundo, explicando conversaciones mías con el promotor en presencia de compañeros, que son testigos de la certeza de mis palabras. O por una carta abierta a los compradores de viviendas en El Quiñón en la que expreso: “que no estamos dispuestos a consentir que se “estafe” a las personas que de buena fe habéis adquirido una vivienda”.

Para los juzgados eso puede ser un delito, pero esos mismos juzgados dicen que casar a miles de parejas y cobrar por ello entre 250 y 300 euros a cada una, sin tener aprobada una ordenanza fiscal, dinero que se quedaban para su bolsillo el alcalde y el concejal de Seseña, ambos socialistas, que estaban liberados con dedicación exclusiva, eso no es delito, solo es éticamente reprochable. Casualmente el alcalde que cuando inició su “carrera” política no tenía ni casa propia, ganando los últimos cuatro años 1.500 € al mes, ahora, parece ser, posee un patrimonio superior a seis millones de euros.

La corrupción, más de lo que nos creemos y de lo que ha aparecido en los medios de comunicación, ha campado por sus respetos, especialmente en los últimos años de boom urbanístico e inmobiliario. Lo ha hecho de varias formas, unas a lo bestia, como en Marbella, y otras de forma más sutil, con entramados difíciles de investigar si no hay voluntad en este país para ello, que llega a pasar desapercibida para los ciudadanos de a pie, pero que hace mucho daño a la democracia y a la sociedad en general por el perjuicio económico, social y medio ambiental, cuando de urbanismo y gestión pública se trata.

Debemos recordar lo del 3% del Señor Maragall en el Parlamento Catalán uniéndolo al caso Pretoría. Lo de Tamayo y Sáez y el vuelco democrático y el menoscabo a la soberanía popular en la Comunidad de Madrid. El caso Gurtel,… lo de Baleares…y Telde…y más y más.

Pero lo que es difícil de entender es que la sociedad esté dormida y conformista, cuando tenía que rebelarse castigando duramente a los corruptos e incluso salir a la calle para decir basta ya.

Cuesta contar que yo haya tenido que escuchar a vecinos de Seseña decirme.”Manolo no pasa nada si te llevas algo siempre que se hagan cosas buenas para Seseña”. O que ciudadanos vinculados a otros grupos políticos, conocedores y también sufridores del hacer del empresario, promuevan recogidas de firmas para solicitar que la marcha contra la corrupción no salga de Seseña porque perjudica la imagen de la ciudad, haciendo política con ello. O que acólitos del empresario reúnan a todas las fuerzas políticas del municipio para instarles a tomar medidas en contra de la marcha. Sí, los mismos que colaboraron políticamente en hacer de Seseña una ciudad insostenible en su desarrollo urbanístico favoreciendo a los especuladores y a empresarios codiciosos, ávidos de dinero fácil.

Como político y como ciudadano, me enfada, y de que manera, no poder decir públicamente todo lo que conozco y he vivido durante estos años, por las responsabilidades penales en las que pudiera incurrir, pues parece que eso molesta, y en vez de prevalecer la libertad de expresión y la obligación que tenemos de denunciar posibles hechos delictivos, se persigue más al que se sale del sistema tácitamente establecido que al que presuntamente comete el delito.

Pero es vergonzoso que una mañana un promotor inmobiliario diga al alcalde que tiene 24 viviendas sin vender y las pone a su disposición para posibles compromisos a precio de construcción, y en el mismo día, por la tarde, otro empresario de un sector económico diferente, proponga al edil un negocio inmobiliario comprando viviendas baratas, invirtiendo a su costa todo el capital, repartiendo el beneficio de la venta al 50%.

Como también lo es el firmar un derecho a compra por un periodo de 18 meses de un terreno rústico, con pretensión de reclasificarlo en ese plazo a urbanizable residencial para la construcción de 2.000 viviendas, generando millones de euros de plusvalía, de los que al alcalde se ofrecen dos viviendas de lujo y una cantidad económica de 300.000 euros si tramita la modificación.

Dos claros y habituales ejemplos de presunto intento de corrupción que son fáciles de entender para los ciudadanos de este país, ambos se llevaron la misma contestación y se les indicó el mismo camino, la puerta de salida. Pero por desgracia estos casos son difíciles de denunciar en el juzgado si careces de pruebas claras para demostrarlo, que luego se admita a trámite la denuncia y por último te den la razón. En caso contrario la querella se vuelve en tu contra y todos sabemos las consecuencias.

No hacen falta muchos más argumentos, hay motivos más que suficientes para manifestarse contundentemente contra la corrupción y apoyar las 48 propuestas que Izquierda Unidad ha llevado al Congreso de los Diputados para combatir esa lacra de nuestra democracia .

Debemos movilizarnos para que se visualice claramente que Izquierda Unida y el PCE se posicionan en contra de la corrupción, de la perversidad económica y la prostitución de los cargos públicos, que están poniendo en peligro nuestro ya cuestionado sistema democrático. A otros les molestamos con nuestra actuación… ¿por qué?

mundo-obrero@pce.es

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: