Skip to content

ESTO NO LO TENEMOS QUE PAGAR ENTRE TODOS

6 abril 2010

El dialogo social lleva meses sin ofrecer nada que merezca la pena, los sindicatos se sientan a ofrecer pequeños avances, con excesiva cautela, y la patronal a negarse a todo sistemáticamente, produciendo un retroceso de kilómetros y kilómetros y vuelta a empezar.

Los recortes sociales y laborales, escasa subida en los salarios, el aumento en la edad de jubilación, rebajas en las cuantías por accidente laboral o en las pensiones por viudedad entre otros, cada vez son más. El trabajo de los políticos, ayudados por los medios de comunicación de masas, socavando los cimientos del sistema público de pensiones, haciendo creer a la opinión pública que este sistema se queda sin recursos, cuando tiene un superávit en febrero de 2010 de 4.602 millones de euros enlazar con CCOO, un 16,81% menos que el año pasado, pero que sigue siendo positivo, solo es una medida para justificar las políticas cada vez mas anti obreras y de derechas del actual gobierno. Este superávit debería ir destinado al Fondo de Reserva para el pago de pensiones en tiempos de crisis, como el actual, pero sin embargo el del 2009  ha sido destinado, además, para reflotar empresas con dificultades, loable teniendo en cuenta lo mal que funciona. Siempre es más fácil quitar derechos al obrero que poner en su sitio al gran capital.

El aumento de la esperanza de vida da a entender a nuestros políticos, que después de tantos años de trabajo, en vez de disfrutar de la vida, siendo ya bastante sacrificio tener que esperar a tener 65 años para disfrutarla, usemos esa longevidad para seguir trabajando para garantizar el aumento de las pensiones. Continuamente nos enseñan que no es para tanto trabajar hasta los 67 años o más, aunque no he visto en estas opiniones a personal de sectores como los de servicios, industria o construcción, ¿de verdad nuestra longevidad será tan buena para estar en un almacén, una cadena industrial o en un andamio? Ahora también somos culpables de no morirnos antes, aunque con estas medidas si se ahorrarán pensiones.

Propuestas tan infames como un formato de contrato precario, con un abaratamiento del despido, pasando de una indemnización de 45 días por año a 22 días y las cotizaciones. O una “solución urgente” para los jóvenes con contratos de corta duración con un despido gratuito, propuesta a la que se une el Banco de España. Estas “soluciones” derivan en beneficios para el empresario y en nada bueno para el trabajador.

Estas “soluciones” nos las ofrecen los mismos que generaron el problema. Los mismos que a costa del apretón de cinturón de muchos recibieron auxilio del gobierno para tapar sus enormes agujeros, mientras las filas del paro siguen aumentando con los trabajadores despedidos de empresas que aun siguen siendo rentables. Los mismos que se ofrecieron para revitalizar la economía de los hogares y las pequeñas empresas y lo único que revitalizaron fue sus ya de por si enormes cuentas.

Y todo con la inestimable ayuda de los mas medias, fieles perros de sus amos banca y patronal, se esfuerzan cada vez más en envenenar nuestras mentes para que nos creamos estas mentiras y nos resignemos a aceptar la solución pasa por la pérdida de derechos sociales y laborales, dejándoles vía libre para conseguir el sometimiento de la clase obrera, simplificándonos a simple fuerza de trabajo que solo ha de servir para garantizar el ostentoso nivel de vida de unos pocos. El eslogan con el que nos bombardean últimamente “esto lo arreglamos entre todos”, realmente quiere decirnos “este marrón os lo volvéis a comer vosotros”, o como se entiende que, por ejemplo, el dueño de un restaurante de lujo que se permite el lujo de cerrar un año entero para “reinventarse”, nos dice que pongamos de nuestra parte para arreglar esta situación, cuando a más de cuatro millones de ciudadanos sin trabajo no se pueden tomar si quiera un segundo para tomar aire ¿Por qué tenemos que arreglar lo que han roto otros?

¿Qué pretende la patronal y la banca con este tipo de propuestas? no quiere avances sociales, más bien busca un retroceso de siglos. Estos globos sondas, son un claro pulso a la clase trabajadora, una forma de evaluar su fuerza y ver cuanto pueden apretar sin ahogar, de momento. Una forma de ver hasta qué punto los representantes de la clase trabajadora, que hace unos años eran capaces de movilizar a millones de obreros y paralizar un país poniendo en su sitio a patronal, banca y políticos con una HUELGA GENERAL, un derecho con el que contamos y que usamos demasiado poco. Hoy, sin desmerecer el trabajo de los sindicatos, estos muestran una cara demasiado dócil, muy lejana de aquel espíritu combativo que contagiaba a los trabajadores y los mantenía siempre alerta dispuestos a defender sus derechos. ¿Acaso la mayoría de trabajadores, salvo honrosas excepciones, ha olvidado defender esos derechos que tan duramente nos legaron? ¿O es demasiado fácil tapar la boca del trabajador con miedo y un poco de caderilla? Me niego y espero que no sea esta la causa. Me inclino a pensar que el virus de la desmemoria que sufre este país en los últimos años ha alcanzado todos los niveles y ámbitos de la sociedad.

Y el gobierno socialista, perdón, el partido antiguamente conocido como PSOE no duda en socializar, aunque hace mucho que dejo de ser socialista, y hacernos participes a todos de las pérdidas de la banca y la patronal, algo que olvido hacer en tiempos de bonanza. En lo que no ha dudado es en dar la espalda a l@s obrer@s, concepto que también se ha caído de sus siglas con el paso del tiempo, tendiendo la mano al capitalismo salvaje recortando para ello los derechos sociales de trabajadores y trabajadoras.

Estas soluciones que nos dan los mismos que hundieron el barco solo son para salvar su posición de poder, sin ningún tipo de repercusión para el resto de ciudadanos. La factura de los platos rotos no le corresponde pagarla a l@s obrer@s.

Hay una solución que empieza por la unidad de la izquierda en torno a una alternativa social anticapitalista a la crisis enlazar con documento del pce, planteada por el PCE y su secretario general José Luis Centella. Una salida de la crisis basada en “la creación de empleo y del avance en los derechos sociales y laborales” de todos y no en el beneficio empresarial de unos pocos, el trabajo como fuente de riqueza para todos frente a la especulación que enriquece a unos pocos y el desarrollo de un estado con derechos sociales para todos.

Los trabajadores y las trabajadoras tenemos al PCE, IU, movimientos sociales y asociaciones dispuestos a ponerse a la cabeza de estas reivindicaciones para buscar una salida factible, no cargando la culpa como siempre en el motor de la producción, pero si dando una alternativa al ya caducado sistema capitalista, que sea beneficioso para todos.

Pero no pueden ir solos, la clase obrera debemos reaccionar de una vez ante el atropello capitalista y sus continuas mentiras para que seamos dóciles borregos doblegados a sus intereses. Reaccionar, puesto que con nuestros derechos laborales y sociales ya cumplimos con creces, no tenemos porque renunciar a los derechos que conquistaron para nosotros tantos compañeros, sino que debemos mantenerlos e incluso mejorarlos y adecuarlos a la época y a la situación que nos toca vivir.

Reaccionar y movilizarnos para ¡¡¡QUE NO NOS HAGAN PAGAR LA CRISIS!!!

Mario Sánchez Justo

Militante PCE La Puebla Montalbán

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: