Skip to content

La Guerrilla en Guadalajara

9 abril 2010

José Ángel Morales de la Llana

Secretario Político UJCE Guadalajara

En la provincia de Guadalajara el grupo guerrillero que tuvo más presencia fue la AGLA (Agrupación Guerrillera Levante-Aragón), que tenía su centro de operaciones en la cercana Serranía de Cuenca, y actuó, en nuestra provincia, en la comarca del Alto Tajo. De entre estos guerrilleros, habría que destacar a “Amador”, vecino de Armallones y a “El Pena”, de El Recuenco.

La organización de la guerrilla en España fue cosa del PCE, lo que no impidió la participación de socialistas, republicanos y anarquistas.

La guerrilla en España surgió en un contexto de represión brutal al acabar la guerra civil. Es la represión la que da origen a los “huidos”, individuos perseguidos por su militancia o por haber combatido del lado del gobierno democráticamente elegido. Estos huidos forman pequeños grupos que, al principio, no tienen más afán que sobrevivir. Así sucede con “Amador”, que sobrevivía sólo en el monte hasta que tomó contacto con la AGLA.

La guerrilla pretendió ser un instrumento de hostigamiento contra el franquismo, albergando la esperanza de, o bien una insurrección popular generalizada, o bien de vincular el conflicto europeo con el español para librar a España de la dictadura franquista. El primer problema que enfrentó fue el de la pura supervivencia y, pronto, su consolidación, para pasar a la ofensiva.

En 1944 varios miles de guerrilleros españoles que habían combatido en Francia intentan entrar en Espña por el Valle de Arán, intentando vincular la guerra en España con la Segunda Guerra Mundial, en la que ya estaban perdiendo los nazi-fascistas; la derrota del fascismo europeo expulsaría al fascismo de España. La estrategia de vincular la el conflicto español al europeo era  la que defendían, ya al final de la guerra civil, el PCE y Negrín. El intento de invasión fracasó pero sí se infiltraron muchos guerrilleros.

El periodo más activo de la guerrilla transcurrió entre 1944 y 1948, año en el que las sucesivas caídas de guerrilleros y de sus enlaces hacen inviable una lucha más allá de la mera supervivencia. Aun así, quedan grupos de guerrilleros mucho tiempo después, aunque no en la provincia de Guadalajara.

Para la supervivencia de los grupos guerrilleros era una cuestión central el abastecimiento, que dependía de redes de afinidad política y familiar. El aparato del estado se dio cuenta de ello e intensificó la represión en esta parcela. Así, por ejemplo, “El Pena” vendía sus productos a la guerrilla y les daba cobijo hasta que la presión sobre el le hizo echarse al monte.

Para el caso de Guadalajara van aumentando las acciones de relativo éxito de la guerrilla como el sabotaje de la luz eléctrica en las fiestas de Villanueva de Alcorón en 1946, o el secuestro de un miembro de la familia concesionaria de las resinas en Villanueva, con cobro de un rescate en Febrero de 1947 en la carretera de Villanueva a Armallones.

Pero los éxitos de la guerrilla supondrían más represión y más control, y una escalada de violencia difícilmente podrían vencer. El 17 junio de 1947 las fuerzas represoras realizan registros en Villanueva y Armallones y asesinan a un hombre en éste último pueblo, y de las palizas morirían dos más, uno al día siguiente y otro dos meses después. Al día siguiente se repiten los registros en Ocentejo y dos muchachos son asesinados.

El 16 de septiembre de 1948 había feria en Priego y una partida de guerrilleros cortó el puente del Martinete (frontera Cuenca-Guadalajara). Allí robaron lo que necesitaban y asesinaron a un Teniente de la Guardia Civil y otro guardia y a dos inspectores de la Fiscalía de Tasas (se trataba de vincular la lucha guerrillera con el descontento rural por las requisas de grano). En respuesta, la dotación de guardias civiles en la zona se multiplicó por cuatro y el día 16 de Octubre de 1948 moría “El Pena” con otros guerrilleros en un combate con la Guardia Civil. La guerrilla en Guadalajara quedó disuelta. El otro guerrillero de Guadalajara, Amador, vivió para recuperar la democracia, tras varios pasos por prisión.

La guerrilla supuso un esfuerzo enorme de muchos de militantes conscientes y de sus familias, pero su destino no lo podía cambiar ellos, sino las relaciones internacionales, y no lo hicieron ni con la decisión de la No Intervención de Francia y Reino Unido primero, durante la Guerra Civil, ni con el inicio de la Guerra Fría al final de la Segunda Guerra Mundial.

En 1948, la dirección del PCE en Moscú opta por un cambio táctico, de renuncia a la vía armada, optando por infiltrarse en los sindicatos del régimen a través de las CCOO, táctica que sí será un éxito, como demuestra que las CCOO ganaran las elecciones sindicales de 1967 y fueran ilegalizadas. Pero eso ya es otra historia.

Relacionado con la Guerrilla en España;

Película: Silencio Roto de Montxo Armendariz

Canción: Suela de alpargata de Barricada

Web: http://memoriadeguadalajara.blogspot.com/2009/11/maquis-en-guadalajara.html

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: