Skip to content

Convocatoria ciudadana por la REFUNDACION de la Izquierda en Castilla-La Mancha

3 junio 2010

Castilla-La Mancha se encuentra inmersa en una triple crisis (política, económica y democrática), que empezó antes del caso CCM y de la recesión económica internacional, y que se ha agravado de forma insufrible. La ciudadanía de esta región, sufrimos la ley electoral menos democrática de todo el Estado español, soportamos un gobierno que acentúa las desigualdades sociales en favor de los mas acomodados, destruye el territorio y menosprecia nuestro patrimonio histórico, cultural y natural. Y todo eso, mientras la economía real se hunde sin que el gobierno regional sepa dar respuestas y alternativas adecuadas. El incremento del paro y la precariedad del empleo superan la media estatal, como consecuencia del colapso de un modelo de crecimiento basado en la construcción y la especulación inmobiliaria, que abandonó a su suerte a los sectores tradicionales agrarios e industriales. Mientras tanto, y siguiendo la lógica neoliberal, los servicios públicos continúan siendo degradados o convertidos en objeto de negocio privado a través de tramas empresariales y/o fundaciones vinculadas al poder. La corrupción tampoco aquí es ajena a este modelo, sino que es su premisa y su consecuencia.

Visto el panorama actual, es preciso construir una alternativa real a la política que se despliega desde las instituciones de la región. Los castellanomanchegos y castellanomanchegas, que creemos en un futuro diferente, necesitamos democratizar nuestra región, a través de nuestras Cortes Regionales, y por ello creemos imprescindible que la izquierda real participe y promueva una verdadera alternativa política, económica, social y cultural.

Los resultados de los últimos procesos electorales han puesto en evidencia dos realidades objetivas que hay que tener muy en cuenta. La primera de ellas es que IU-CLM es la única formación política con activos suficientes para impulsar una alternativa al bipartidismo desde la izquierda. La segunda es que, a pesar de que sigue siendo con mucha diferencia la formación de la izquierda alternativa con mayor implantación, sobre todo municipal, por ahora no es suficiente. Hace falta mucha más gente para articular una izquierda fuerte, anticapitalista, republicana, laica y sobre todo, mejor organizada, que sea capaz de dar respuesta a las necesidades de la mayoría de la sociedad castellano manchega.

A los castellanomanchegos de izquierdas únicamente nos queda un camino: la convergencia de toda la izquierda social y ciudadana alrededor de una verdadera refundación de la izquierda. Por tanto, hay que convocar a las personas que se identifican con esa izquierda alternativa que debe enfrentarse políticamente con el neoliberalismo y la corrupción. Esta convocatoria debe incluir todos los colores que conforman el espectro alternativo, y apelar a los diferentes matices ideológicos (socialdemócratas, comunistas, libertarios, republicanos…), a los diferentes movimientos sociales (sindicalista, ecologista, feminista…) y a las diferentes adscripciones identitarias (desde el federalismo hasta el nacionalismo de izquierdas). Hay que invitar a cuantos activistas de todas las formaciones de la izquierda castellanomanchega quieran compartir el impulso de este proceso, pero desde la base y atendiendo especialmente a las aportaciones individuales. Un proceso abierto, con unas normas de funcionamiento reconocidas y claras que faciliten la participación pero renunciando explícitamente a diseñar un resultado final predeterminado.

Ahora bien, como tenemos que afrontar el objetivo específico e inmediato de las elecciones municipales y autonómicas de 2011, la convocatoria se debe dirigir a la conformación de programas electorales para los diferentes municipios y para el conjunto de la Región. La respuesta a la problemática local se debe vincular con la más general de la Región. Tan evidente es, que la inmensa mayoría de los problemas específicamente locales no encontrarán soluciones (ni tan siquiera parciales) sin cambios políticos más generales, como que la alternativa regional no tiene sentido sin el impulso y la aportación desde los barrios y los municipios. El trabajo se debe hacer de abajo hacia arriba, empezando por los ámbitos más próximos, pasando por la articulación de propuestas de ámbito comarcal y acabando con la definición de estrategias para el conjunto de la Región.

Pero no podemos entender este hito inmediato como un punto de llegada. Bien al contrario, debe suponer el punto de partida de la refundación de la izquierda castellanomanchega. Este es el verdadero objetivo, con la perspectiva de transformación de la realidad de Castilla-La Mancha. La recuperación de los espacios políticos perdidos, y la generación de nuevos, sólo podrá conseguirse con planteamientos radicalmente democráticos que presupongan la participación ciudadana en la toma de decisiones.

Para construir finalmente esta alternativa, también hay que regenerar la política. La desmovilización ciudadana no es un problema menor ni coyuntural sino consecuencia directa de la pérdida de confianza en una clase política que se percibe lejana, endogámica y corporativa, cuando no directamente corrupta. Para combatir la degradación democrática actual, la izquierda debe basar su acción en los principios de la ética, la transparencia y la austeridad, demostrando en la práctica cotidiana que “otra manera de hacer política es posible”.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: