Skip to content

Breve e inocente explicación de la crisis

2 enero 2011

En una de estas largas sobremesas que acontecen por estas fechas, nos pusimos dos sobrinos pequeños( de diez y siete años), mi mujer y yo a jugar con las cartas al juego de los “montones”, juego de puro azar, en el que de poco vale cualquier conocimiento (se barajan las cartas y se forman montones, ganan aquellos que al levantarlos presentan una carta superior (en cuanto a número) al que tiene el que es banca (el único montón sobre el que no hay apuesta). Jugamos con veinte monedas repartidas entre los cuatro. A los pocos minutos del juego yo ya perdí mis cinco monedas, de modo que no me quedó mas remedio que pedir prestado a mi mujer que iba ganando, pero estás poco duraron por lo que me tocó pedir a mi sobrino pequeño, al cual le había tocado la racha ganadora, le pedí uno, dos, tres, cuatro, cinco, séis, siete, ocho, nueve y hasta diez monedas. Mientras él ganaba, no había problema alguno, pero de igual modo que yo perdía(todo lo que ganaba tenía que devolverlo), él también empezó a perder. Llegó un momento en el que debía a mi mujer cinco o séis monedas y a mi sobrino pequeño quince monedas, lo que quiere decir, ¡que debía tanto como monedas físicas existían! Poco mas aguanté hasta que me retiré y tras de mí vino la derrota de mi sobrino pequeño (se quedó sin monedas, aunque le debía quince monedas) y la de mi mujer que no pudo ante mi sobrino de diez años, el cual acumulaba la mayoría de monedas, fruto de no prestar, de jugar solo con sus monedas.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: